domingo, 1 de mayo de 2011

Romance de los ojos verdes

Con trece años descubrí dos cosas: el Romancero español, y un chico de ojos verdes que me robó el corazón. De ahí surgió este romance algo infantil, como su autora entonces.


Dos ojos verdes me matan,
dos ojos verdes me hieren,
son ojos como puñales,
ojos de plata y de nieve.
Los míos como avecillas
huyen de sus bellas redes.
Pobres pajarillos de oro,
que en su jaula, solos, mueren.
Dos ojos verdes, dos ojos,
que mi mirada sostienen,
que mi corazón destrozan,
que mi esperanza mantienen.
Dos ojos verdes, dos ojos,
que atrapan como las redes,
y que hacen que los míos
se acerquen más a la muerte.
Cuánto espero que esos ojos,
que esos ojos que tú tienes,
me digan con su mirada
te amo, y te amaré siempre.
Cuánto espero, cuánto espero,
pero el consuelo no viene,
y se apaga en el silencio,
y se funde cuan la nieve,
la voz que mi pecho grita,
la voz que mi alma retiene.
Dos ojos verdes, dos ojos,
de pena y amor me hieren.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Rossetti,me llamo Alejandra, me parece sumamente hermoso este romance ya que yo tambien cuando estaba al rededor de esa edad estaba enamorada de un profesor que tenía unos ojos verdes impenetrables, enigmáticos, simplemente hermosos.Así que me pareció bonito leerlo porque me recordó esas épocas de juventud que nuca borraré de mi mente

Rossetti dijo...

Gracias Alejandra, me alegra mucho que mi poema te haya traído hermosos recuerdos, es lo mejor de compartir la poesía, que puede llegar a cualquiera que la lea. Saludos!

Rossetti dijo...

Gracias Alejandra, me alegra mucho que mi poema te haya traído hermosos recuerdos, es lo mejor de compartir la poesía, que puede llegar a cualquiera que la lea. Saludos!

David C. dijo...

que romántica. bonito.