miércoles, 25 de mayo de 2011

Lejos

No comment...





Hoy ya no sé si
duelen más tus palabras
o tus silencios.


2 comentarios:

Noa dijo...

Que gran verdad, el silencio puede volver loco a uno, sobretodo cuando sabes que algo va mal.
Un besote guapa!

David C. dijo...

los silencios duelen más.